miércoles, 1 de mayo de 2013

Entrevista al Director del IES Laurel de la Reina


Entrevistado: José Ruiz, Director del IES Laurel de la Reina
Entrevistadora: Andrea Moreno
Cámara: Pablo Melgarejo





 Hemos empezado un trabajo sobre la educación en España y para terminar entrevistamos al director del centro, don José Ruiz, en calidad de profesor, director y abogado.


    Primero empecé como profesor en la escuela privada en 1975, en Tarrasa y posteriormente, una vez que aprobé las oposiciones para enseñanza primaria, ingresé en el Cuerpo de Maestros y mi primer destino fue en Granada como provisional. Con posterioridad aterricé en La Zubia, en el colegio Isabel la Católica, donde fui director durante siete años, pasando ya, por fin, al instituto Laurel de la Reina, donde he llevado la dirección del centro el tiempo que el Centro tiene de funcionamiento.
 

 ¿Qué diferencias hay entre la primera ley de educación y la LOE?
 Respuesta:Sería muy extenso; sí que puedo decir que la primera ley de educación, que era la de primaria de 1939 es la que se dicta justamente al terminar la Guerra civil y como diferencia fundamental era que no consagraba realmente la educación obligatoria y gratuita a todos los españoles y que prácticamente no tenía una estructuración como la tiene la LOE, que es un gran avance, aunque sea una reforma de las leyes anteriores, que ha conseguido que tengamos una educación gratuita obligatoria hasta los 16 años y una estructura que puede ser más o menos polémica, pero que está dando sus frutos.

¿Con la LOMCE todavía por implantar, se perjudicará al alumno?
Yo entiendo que se puede perjudicar al alumno, pero lo que se pretende es una segregación de los alumnos desde edades muy tempranas. Yo entiendo que el alumnado debe estar junto en el mismo sitio hasta los 16 años y que dentro del propio Centro, los itinerarios que ya existen pueden dar respuesta a las diferencias e intereses que tiene cada uno de los alumnos.

  ¿Cree que se pueden permitir más recortes a nivel educativo? 
 No; es que no se tenía que haber tocado la educación para nada, ni siquiera la financiación de la educación. Si se quiere que un país avance, evidentemente esto tiene que ir con una mayor inversión en el ámbito de educación; todo lo contrario a lo que se está haciendo.

 

 ¿Piensa usted que con todas estas huelgas estudiantiles se combaten los recortes?
 Evidentemente, las leyes se cambian en el Parlamento, pero los parlamentos no se mueven si en la calle no hay movimiento. Si la población, en este caso la población más afectada que son los estudiantes no protestan y no manifiestan cuál es su posición, lógicamente no se va a mover nada, con lo cual todo el mundo va a pensar que estamos conformes con lo que se está haciendo y está bien; por lo tanto, creo que las manifestaciones y  las huelgas de los estudiantes tienen su por,qué y por supuesto tienen influencia.  

 ¿Es usted partidario de las huelgas de profesores?
No sólo soy partidario, sino que las he secundado. El profesorado es el primer afectado, el profesor tiene que estar en la vanguardia de esta lucha.
¿Cómo sufre un profesor las reformas educativas? 
Pues con un incremento de horas de docencia se tiene menos tiempo para la preparación de las clases, se siente más presionado, hay atención menos personalizada por el aumento de la ratio en la clases, etc...


 ¿En qué aspectos se puede mejorar la educación española?
Yo creo que lo primero que haría falta en España, y esto sería un debate muy grande,  es que las fuerzas mayoritarias, pero incluso contando con las minoritarias, se pongan de acuerdo con una ley que se olvidara  de las cuestiones políticas; sería prioritario buscar cuáles son las necesidades reales de este país, y así establecer una ley que pudiera desarrollarse durante 20 o 30 años y que al final se pudiera valorar cuáles son los resultados, y a partir de ahí creo que había que empezar por una mayor y mejor formación inicial del profesorado y por una mayor y mejor concienciación de las familias sobre la necesidad de la educación. Todo eso junto con una ley de financiación, es decir, con el dinero necesario para desarrollar la ley. Seguramente se darían mejores y mayores frutos que los que se están dando en la actualidad. Una reforma que se plasma en un papel seguramente va a tener las misma vida y los mismos resultados que  están teniendo las anteriores leyes educativas.

¿Cree que España tiene un nivel bajo en el  nivel de estudios?
Las estadísticas que conocemos  nos dicen que así es, que nuestro niveles educativos son bajos: están a niveles de países bastante menos desarrollados que nosotros, de manera que eso nos tiene que hacer pensar bastante sobre lo que hablábamos antes, sobre los sistemas educativos, sobre las leyes que nos estamos dando nosotros  a nosotros mismos y los cambios continuos que se están produciendo y sobre la financiación e inversión en educación.

¿Cree usted que la educación esta controlada por el capital?
 Si miramos lo que es la estructura de la red educativa española, donde la mayoría de esa red es pública habría que decir que no; pero si miramos por otros lados, lo que son los conciertos educativos, lo que está ocurriendo en algunas regiones donde ya la educación concertada está prácticamente equiparada (equiparada me refiero en porcentaje de centros) con la educación pública, habría que decir que si no hay nivel educativo, sí que podría estar intentando controlarse a nivel ideológico y evidentemente muchos de los conciertos y de las reformas que hay van a hacer que mucha gente vaya a la educación privada, con lo cual puede convertirse en un negocio y puede convertirse en algo de interés para el capital.

 ¿La Educación es una inversión básica para el futuro?
Sin lugar a dudas, el futuro de un país empieza por la educación de sus ciudadanos;la preparación de los ciudadanos de cara al trabajo y de cara a la investigación es lo que va a dar frutos. Todo lo que sea reducir en la Educación es condenarlo al fracaso,

¿En educación: qué es urgente, qué es necesario y qué es posible?
Urgente: yo decía anteriormente que existiera un consenso a la hora de legislar de manera que no sigamos sufriendo la situación que venimos padeciendo durante años y es que si entra a gobernar un partido político, hace una reforma educativa, si entra otro partido político, hace otra reforma política; por lo cual, nunca sabemos dónde estamos; lo urgente es un acuerdo a nivel nacional para darnos una ley de educación que pueda perdurar y  que gobierne quien gobierne, siga adelante el sistema educativo; luego habría que hacer una ley de financiación, de manera que los momentos de crisis no sean los propicios para recortar precisamente en Educación; y en tercer lugar, como fundamental, yo creo que hay que cambiar dos cosas: una, la formación del profesorado, pues no puede ser que cualquiera sirva para ser profesor,; sería necesario que se exija calidad en el profesorado, y por tanto en la formación de ese profesorado y que haya cambios también en el modo de acceso a la función publica. Pienso que arbitrando esas cosas más la concienciación de las familias sobre la necesidad de esa educación y  de la participación de sus hijos la educación podría mejorar, y mucho.

 ¿En qué recortaría usted que no fuera en Educación ni en Sanidad?
Evidentemente, ni en educación ni en sanidad, Hay  muchos aspectos en los que se podría recortar, por ejemplo, existen ministerios que en estos momentos son menos necesarios que la educación y que los servicios sociales: en defensa, yo quitaría a montones de coches oficiales y montones de cargos nombrados, y controlaría muchísimo los gastos y la inversión del
Estado, de manera que no pueda seguir habiendo la corrupción que estamos viviendo.

 En cuanto al nivel del Centro, ¿qué resultados académicos presenta este instituto en relación a Andalucía y  España?
Las estadísticas que tenemos y  los datos de que disponemos, aportados por la Agencia Andaluza de Evaluación, nos dice que en la mayoría de los indicadores de resultados, este instituto se encuentra por encima de la media de Andalucía, por la media de los institutos de nuestra zona y de la provincia y de otros institutos que tienen el mismo índice socio-económico que el nuestro; por tanto, me encanta que me hagas esa pregunta porque no es ése el parecer o la sensación que llega a algunas familias de nuestra localidad, sino que la gente habla un poco de oídas porque no nos conoce realmente. Quiero dejar muy claro que los datos objetivos que nos da la Agencia Andaluza de Evaluación ”no podemos ir degradándolos uno a uno”. Por poner una cifra: del 95% de los datos, en el caso de resultados, hablamos de los datos de nuestro Centro que están por encima de la media de Andalucía,

 ¿Qué nuevos proyectos se le proponen al Centro con la nueva ley?
Está por ver; no sabemos, evidentemente, si la nueva ley llega a aprobarse va a suponer un reto en cuanto a la estructura del Centro. Lo único que pedimos es que no se apruebe la Ley tal y como está, y que nos permita continuar con nuestro proyecto fundamental aquí en el centro, que es el de dar a todos nuestros alumnos una educación de calidad y una educación que no deje a nadie al margen,

¿Cómo se educa en este centro para la libertad y la justicia?
Yo diría que más que para la libertad y para la justicia, lo que intentamos en este Centro es educar en la libertad y en la justicia; todos los pequeños proyectos que se van llevando a cabo, proyectos de igualdad, etc..., tienden justamente a que entendamos la libertad y la responsabilidad y a que entendamos aquello que es justo desde todos los ámbitos. Una materia  transversal empapa todas las disciplinas y hay que intentar transmitir al alumnado  esa responsabilidad y esa sensibilidad hacia la justicia y hacia la igualdad,

 Legalmente, ¿Qué es lo correcto para tratar a alumnos con problemas de disciplina?
Existe un reglamento orgánico del cual surge nuestro Reglamento de Organización y Funcionamiento en donde se dan todas nuestras normas de convivencia; en ese reglamento se establecen los mecanismos para corregir o imponer medidas disciplinarias para aquel alumno que no se atiene a esas normas, que incumple gravemente esas normas. Ya en ámbitos superiores,  cuando las cosas ya se salen del ámbito del Centro, están lo que son las leyes penales, ley del menor, etc... Pero nosotros nos regimos por nuestro Reglamento de Organización y de Funcionamiento que fue aprobado en el curso 2012 por el Claustro y aprobado por el Consejo Escolar .

¿Está el profesorado de este Centro suficientemente cualificado?
Yo diría que, en general, sí, y en la mayoría de las materias, por supuesto,cada uno en su materia;luego diría que hay pequeñas deficiencias, que existen en todas partes y, bueno es reconocerlo, porque es la única manera de poder formarse; es muy difícil, por ejemplo, que todo el profesorado maneje perfectamente las nuevas tecnologías y sepa enseñar con las nuevas tecnologías, puesto que es algo que nos va cogiendo a todos de nuevas; sin embargo, ya se intenta hacer cursos para ir formándonos y lo mismo ocurre con el tema de Atención a la Diversidad, que es nuestro caballo de batalla en nuestro Centro; todo el mundo viene con ese hábito y es algo que ha estado en los papeles, pero no se ha aplicado de manera eficiente en todos los sitios, por lo tanto, cuesta más trabajo meternos en esa materia. Poco a poco, con esfuerzo, se va consiguiendo que la mayoría o prácticamente todos seamos capaces de abordar en mayor o en menor medida ese tipo de problemática.

 ¿Es suficiente la participación de la familia en el Centro? 
 Yo entiendo que no. En este Centro en el  que hemos estado abiertos a esa participación, se ve mucho y vosotros que sois alumnos lo podéis notar, se ven padres, se ven madres , se ven familias participando, pero yo creo que las familias tendrían que participar muchísimo más, meterse mucho más en la educación de sus hijos y saber muchísimo más qué se está haciendo en el Centro y deberían aportar más sobre qué quieren que se haga y se cambie.

 Y ya por ultimo, ¿educación pública o privada?
Sin lugar a dudas, yo soy un defensor acérrimo de la educación pública. No tengo nada contra la educación privada, pero creo que primero tiene que ser la educación pública y que los medios del Estado, el dinero del Estado tiene que ir primero a satisfacer las necesidades de la educación pública y en una educación pública de calidad y en cuanto a  la educación privada, el que quiera, puede optar por ella; pero primero la educación pública.
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario