martes, 30 de abril de 2013

Adivinanzas y chistes



Javier Polo Auñón y Carlos Hurtado Díaz

Crucigrama


Sudoku


Javier Polo Auñón y Carlos Hurtado Díaz

Puzzle de Layton

Cuatro parejas se sientan en un restaurante lleno de gente. Todos los comensales estan sentados al lado de sus parejas o enfrente de ellas.


- Los Jones se sientan al lado del pasillo.
- El sr. del bigote, el sr. O'Connor, se sienta al lado de su mujer.
- El sr. Lambert se sienta enfrente de su mujer.

 Con esta información ¿puedes deducir dónde se sienta la señora Hadley?
Rodéala con un círculo.


Javier Polo Auñón y Carlos Hurtado Díaz

viernes, 26 de abril de 2013

Un gran hombre

Marta Beltrán 

                                                 Roberto Carlos: Un millón de amigos



 
 
¿Nunca os ha pasado que alguien que queréis un montón se va para siempre? Pues a mí sí; una de las personas que ha estado a mi lado desde que nací, un segundo padre: mi abuelo, ese que cada día me hacía importante en esta vida. El final llegó demasiado pronto; yo solo tenía 12 años, él tenía 82 años y sufrió mucho tras una enfermedad, aunque ya ni siquiera nos reconociese; aunque no anduviera, yo me pasaría la vida cuidándolo como él hacía conmigo y mis hermanos; nunca pensaba que se iba a ir hasta que se marchó. Ese día en el que mi abuelo pasó a ser mi ángel, yo saqué las fuerzas de donde no las tenía; hoy por hoy no me creo que se haya muerto. Pienso que está de viaje, como cada vez que se iba a casa de mis titas. El vivía conmigo, me quería y me defendía ante todos, pasara lo que pasara; es de esas personas que se hacen querer por el cariño que dan y la tranquilidad que sientes al estar a su lado. Ojalá yo fuese como él . Me arrepiento, quizás, de no haberle dicho todo lo que lo quiero. Ésta ha sido la primera vez en tres años que me he atrevido a escribir o hablar sobre él . Sé que aunque se ha ido ,él está cuidándonos, aunque algunas veces creamos que no.Si lo tuviera delante le diría que lo echo mucho de menos y que es y será un gran padre,abuelo y hombre y que espero que nunca me abandone igual que yo no me olvido de cada sonrisa de cada momento que pasamos juntos y como ya he dicho , lo quiero.
 

Una guerra, una vida a salvo


Elena Bertos, 3º B

                                                   Brotes de olivo: Aleluya de la tierra
 

Lágrimas inocentes corren por las mejillas de esos niños desprotegidos y vulnerables a los mortales disparos que dan muerte a personas valientes e inocentes. Gritos de horror, gritos de madres angustiadas que llaman a sus hijos con la mísera esperanza de que sigan vivos. Sangre y barro unidos como si fuera ya una costumbre. Olor a guerra. Ese tufo espantoso que cuando está delante de ti, puedes ver toda tu vida en un segundo. Guerra y muerte siempre van cogidas de la mano, ¿no? Kenia busca a su madre y a sus hermanos pequeños. Busca y busca y cuando los encuentra desea no haberlo hecho. Soldados que disparan contra aquellos cuerpos frágiles sin piedad alguna.

"Que Dios los perdone por los pecados que están cometiendo, han matado a mi gente; pero la venganza no les deseo,  pues no saben el horror y el daño que están haciendo", piensa Kenia con tristeza y una gran compasión hacia esos hombres.

Siente cómo unos brazos fuertes rodean su delgada cintura. Intenta gritar pero no consigue su propósito ya que el terror es superior al poder de su voz. Un soldado enemigo la lleva hasta una caja en la cuál es introducida.

-¡Déjame ir! ¡No tengo nada en este mundo , máteme usted antes de que yo lo haga!-grita la niña con dolor.

-Pequeña, no te voy a matar, te pondré a salvo de esta terrorífica y sangrienta escena. No busco la guerra, busco salvar vidas inocentes.

-¿Y por qué me salva a mí?

-Vi cómo mataban a tu familia y sé cómo de grande es tu sufrimiento. Yo perdí mi familia cuando tenía tu edad. Calla y métete en la caja si quieres vivir o corre directa a una muerte segura si es lo que deseas.

La niña, muda, hace un ovillo con su cuerpo dentro de la caja y guarda silencio. El buen hombre cierra la caja y pone en marcha el coche. Kenia observa por un agujero pequeño de la pared de la caja. La pequeña observa la matanza creada por aquellos servidores del diablo.

Ahora sí, donde hay guerra siempre habrá paz y donde hay rencor  se puede encontrar el perdón , siempre y cuando tu corazón dicte eso.
 

 

Un alma lejana en mi corazón

                                       
María Díaz 3ºB
 

    Hay veces que no sabes qué puedes esperarte al día siguiente, y yo soy una de esas personas. Siempre intento imaginar mi vida en un futuro, pero nunca llegaría a pensar lo que iba a sentir en poco tiempo.

    Desde que tengo uso de razón, siempre me he puesto a pensar en lo hermoso que es el apoyo de tu familia. Que hagas lo que hagas, malo o bueno, siempre van a estar diciéndote qué es lo mejor para ti.

    Mi madre no ha podido disfrutar mucho de una parte de su familia, su madre. Mi abuela murió hace muchísimos años y sólo la pudo disfrutar 10 meses. Cerrar los ojos, abrazarla entre mantas, y sentir su calor en el pecho vale  más que todo el universo. Dejó su vida marchar, y ahora, a 25 de Abril de 2013, puedo sentir el gran dolor en el corazón de todas las personas que la querían y la amaban.

    Era verano del 2011, tal vez 31 de agosto. Empecé el día como otro cualquiera, y me senté a añorar algo que me faltaba a mi lado. Brotaron mis llantos en silencio, solitarios en mi habitación. Cogí una foto de mi abuela, y algo en mi interior hizo darme cuenta de que ese era el significado de mi tristeza. En mis pensamientos me imaginaba la textura de sus manos, de sus labios... Y sobre todo, me pregunté qué escondía detrás de su rostro. Tal vez amable, social, no social, triste, alegre, sensible, con carácter fuerte... Y nunca podría saberlo. Entristecida y sola, componía letras de canciones, de poemas..., para que desde el cielo, ella me oyera, y supiera que aun estando lejos, para mí, siempre su alma quedaría marcada en mi corazón; y ahora, era el momento de demostrar todo el sentimiento que había escondido en mis entrañas toda mi vida. Provocadora de mi superación día a día contra las barreras en mi camino, me ha abierto las puertas al amor verdadero. Esto ha cambiado mi vida por completo, estos sentimientos tan profundos, me han hecho ver lo mucho que puedes llegar a querer a una persona tan lejos de tu vida diaria, pero a la vez tan cerca, que nunca podrás admirar ni conocer.
    

martes, 23 de abril de 2013

La fundacióm de Roma: Romulo y Remo



Aquel aguilucho

 

Esta es una pequeña "fábula" que escribí hace poco y me gustaría compartir con vosotros. Está basada en una anécdota real, uno de los momentos más tristes y reflexivos de mi vida, y es la primera vez que hago esto con un momento personal. Espero que os guste, y agradezco todo tipo de comentarios.
Muchas gracias :)

    El joven aguilucho observaba el bosque desde su nido, en un saliente del enorme acantilado. Por encima de su emplumada cabeza, podía ver a todos sus iguales. Había decenas de rapaces que sobrevolaban la inmensa explanada; unas, buscando comida; otras, vigilando el territorio; y otras, simplemente, demostrando su majestuosidad. Éstas eran fáciles de distinguir: siempre grandes e imponentes, y su vuelo era tan alto que parecían tocar las nubes, gracias a unas preciosas y largas plumas que remataban las puntas de sus alas. El joven aguilucho henchía el pecho de orgullo al verlas, pues él descendía de un magnífico ejemplar de esa raza. Cuando fuera un adulto, volaría como ellas, demostraría al mundo que las águilas son capaces de llegar hasta lo más alto, que no se amedrentan jamás.
    Llegó entonces su padre, posándose a su lado, y el aguilucho dijo:
-Padre, cuando crezca me convertiré en una gran rapaz como tú. Volaré hasta lo más alto y ennobleceré el nombre de las águilas.
-¿Eso deseas, hijo?
-Sí, padre.
    Fue entonces cuando el aguilucho advirtió, con un grito, que su padre había perdido aquellas plumas magníficas. Estaban arrancadas cruelmente, y ahora sólo había un hueco que dejaba ver la piel y las heridas que habían causado su desaparición.
-¡Padre!- exclamó el aguilucho, asustado.- ¡Tus plumas... te las han arrancado!
-No hijo... yo me las arranqué.
El aguilucho no lo entendía, y estaba aterrado.
-¿Por qué, padre?
-¿No has pensado nunca por qué volamos tan alto? Queremos demostrar nuestra fuerza, nuestro valor, nuestra libertad, pero... ¿quién verá eso? Nada más que el bosque es testigo de nuestra belleza. Mejor es arrancarse las plumas que sólo hacen perder el tiempo.
    El aguilucho permaneció inmóvil. Quizás tenía razón su padre. Quizás toda su belleza, toda su majestuosidad... no eran más que piropos echados al aire, para que el viento se los lleve. Sus esfuerzos, entonces, ¿eran inservibles, invisibles, irreconocibles? Si todo era cierto, ¿significaba que no debía hacerlo jamás?
    Y allí pasó el joven aguilucho el resto del día y la noche al completo en vela, pensando en su padre... ¿había sido demasiado humilde con el mundo..., o demasiado egoísta con su hijo?

                                                                      Dedicado a mi padre,
                                                                                         Kathleen

viernes, 19 de abril de 2013

La Sastrería de Enbizaka.


Carmen  Macias Molina
 
En un pueblo no muy lejano llamado Enbizaka,había una joven que regentaba una sastrería,era de buena nobleza y tenia una gran habilidad haciendo kimonos. Ella tenía un amado que coqueteaba con todas las jóvenes de aquel pueblo.”Aún teniendo a una mujer como yo,nunca vuelve a casa”,esos pensamientos siempre le rondaban en la cabeza hasta el punto que dejaba caer al suelo las tijeras. Revolvía la cabeza negando y volviendo a coger las tijeras- Debo concentrarme en mi trabajo,llevo las tijeras en la mano... .- Canturreaba susurrando con levedad. Mientras cortaba recordó que eran las mismas tijeras que habían llevado a su madre a la locura y que solía decir que contra mas afiladas estaban mas cortaban la tela o eso es lo que ella creía,por que siempre que afilaba las tijeras aparecía una joven muerta y las tijeras llenas de sangre.
Al día siguiente la ciudad estaba como siempre calmada y serena,aunque el estaba en la calle principal hablando con otra chica .-”¿Quien es esa mujer con la que habla?”.-Pensó mirándoles .-El kimono rojo le sienta bien...parece cercano a esa mujer.- Al no soportar contemplar aquella escena se fue corriendo ,entró en la sastrería y se puso a que sus haceres . Aun pensando en aquella escena y de nuevo con las tijeras en mano comenzó a canturrear la canción que su madre solía cantar cuando estaba cortando.-[...] Debo concentrarme en mi trabajo,llevo las tijeras en la mano[...] .- Arreglaba el kimono llenándolo de lágrimas que brotaban de sus ojos y se desplazaban por su mejilla. Se tiró llorando toda la noche y arreglando su Kimono.
Una atmósfera inusual cubría la ciudad,todos los habitantes hablan sobre un crimen,al pasear a las afueras de la ciudad lo divise justo delante de del puente. -”¿Quién es esa chica que la acompaña ?,esa chica de hermosos cabellos le consuela”. Pensó contemplando la escena atónita .-El Obi verde le queda realmente bien...¿Esa es la clase de chica que te gusta?.- Susurro con levedad detrás de un árbol. Caminando devuelta a al sastrería la gente contemplaba que le estaba cambiando el pelo de color, una vez dentro de sus sastrería, cogió sus tijeras en mano -[...] Debo concentrarme en mi trabajo,llevo las tijeras en la mano[...] -. comenzó de nuevo a cantar la canción de su madre con los ojos rojos e hinchados de llorar empezó a arreglar el Obi, se tiro toda la noche arreglando el Obi.
 El caos empieza a extenderse por el pueblo,ha vuelto a suceder otro crimen ,paseando le divise en la tiendas de horquillas  -”¿Quien es esa chica que le acompaña? Pero ella parece muy joven” .- Pensó contemplando la escena atónita – Le ha comprado una vistosa y amarilla  horquilla, ¿Que demonios piensa que esta haciendo? En serio no tienes limites ...- Termino de contemplar la escena y se fue corriendo a la sastrería y cogiendo de nuevo las tijeras de su madre comenzó a darle los últimos arreglos al kimono rojo  -[...] Debo concentrarme en mi trabajo,llevo las tijeras en la mano[...] -. Contemplo sus tijeras por momento y las vio rojizas -Que extraño,¿Tenían mis tijeras este color? .- Dijo extraña observando las tijeras -¡Por fin he terminado mi trabajo ! Si tu no vas a ser quien se me acerque ,entonces seré yo la que valla a ti .-Exclamo y dijo con una sonrisa bastante lúgubre mientras canturreaba .-Las tijeras están hechas de dos hojas. Cumplen su cometido al chocar una hoja con la otra. Contra más afilada están mejor cortan. -Mientras canturreaba aquella palabras se puso el kimono rojo, el Obi verde y la horquilla amarilla de la última chica. Con una amplia sonrisa fue a buscar a su amado,una vez en frente de este dijo : -Me he convertido en la clase de chica que te gusta ¿Y bien?...¿No soy hermosa?..- Sonrío con levedad,con una mano metida por dentro del kimono agarrando sus tijeras por si este le rechazaba.
Al día siguiente la ciudad parecía un desconcierto . Esta vez la víctima a sido un nombre, se rumoreaba que una familia de cuatro miembros había sido también asesinada la chica que regentaba la tienda con la mano del chico en la mano y la tijeras en otro comentaba delante de un espejo -Por otro lado la otra noche se mostró  muy cruel....”Buenos días, encantado de conocerte ” dijo....Como si acaso fuese una extraña... .- Dijo en un tono bastante lúgubre y comenzó a canturrear :[...] Debo concentrarme en mi trabajo,llevo las tijeras en la mano[...] Las tijeras teñidas de rojo, cuanto mas afiladas están mejor cortan  -.

La historia de un vampiro


Yvaine Wickhan

Mi Sonrisa:

Intentas descifrar que contiene la sonrisa.. La pequeña mueca que guarda secretos.. Los labios
que jamás dirán la verdad,que contienen mucho poder.. En pequeños pedazos se guarda la
Realidad.. No pruebas,no escuchas,no besas,no tocas; jamás de allí la Verdad saldrá.. En
pequeñas sonrisas guardo mi dolor,en nobles palabras guardo mi prisión.. ~

Labios:
Y sus labios se sellaron,como sino quisiera revelar nada.. No revela,no comenta.. Su temple es
de hielo.. Su mirada te provoca,te inscita,te llama,te invita a pecar; más jamás cumplirás,el noble
derecho de seguir más allá.. Mira su perfil,más real no puede ser... Firme y callada avanza la reina
aquella que es ama,pero que jamás tendrá un amo,y su reino no tendrá fin.. ~


Noches:

Y ni siquiera en las más lúgubres noches de aquellos bailes,dónde solías volar en cada compás
de la canción más perfecta.. Se detienen ante tí mis ojos,en los tuyos me pierdo,te pierdes..
Tomamos lo que el tiempo y el espacio nos brinda hoy,ahora y para siempre en nuestros
corazones.. Te tengo,eres mío,soy tuya; ámame cuándo no me ame..~

                                                    Amaral: De la noche a la mañana
 

miércoles, 17 de abril de 2013

Un Sueño

 Elena Roldán Espínola
                                            
                                             El sueño de MORFEO: Contigo hasta el final
 
   Natalia estaba en su cuarto cuando, de repente, le llegó un whatssap que le sorprendió bastante. Era un amigo de la infancia que hacía tiempo que no sabía de él; así que empezaron a hablar y se lo pasaron bien; pasaban los días y seguían hablando; una noche, ella tuvo un sueño:
Aparecía el chico con un ramo de rosas y unas entradas de cine para ver 3MSC, que era la película preferida de Natalia; se lo pasan bien y cuando llegan a casa de la chica, él la coge de la cintura y la besa en los labios; ella no se niega y le corresponde. Cuando se separan, ella sonríe y ve cómo el chico se aleja calle abajo.”
Al día siguiente,la chica le cuenta a Rubén, su amigo de la infancia, el sueño que había tenido; a ella le parece algo gracioso, ya que ella no se imagina algo así con él. El chico se ilusionó pensando que entre ellos dos podía haber algo y puso un plan en marcha. El plan era el siguiente: intentar hacer el sueño de la chica realidad. El sábado de esa semana el chico empezó a planear el plan; primero pensó que el ramo de rosas sería muy precipitado y se daría cuenta de que quería hacer el sueño. Así que piensa que es mejor llevarla a algún parque de atracciones; así no sospecharía. Después del parque, la llevaría a cenar y después la acompañaría a su casa para terminar el sueño como lo tuvo ella, con un beso.
Rubén llamó a Natalia un viernes para decirle que el sábado siguiente no hiciera planes, pues la invitaba a un parque de atracciones y a cenar para contarse más cosas de ellos. Ella aceptó encantada, pero lo que ella no se imaginaba era el verdadero significado de ese día. Ya era el sábado y Rubén estaba muy nervioso por lo que podría ocurrir. Ya era la hora de encontrarse con Natalia y su corazón iba a mil por hora, ya llevaban media tarde juntos y se acercaba la hora de la cena; los dos se fueron a sus casas para cambiarse. Cuando estaban en el restaurante, empezaron a hablar de sus vidas, de los estudios...Cuando ya estaban terminando, él le preguntó que si le gustaba alguien ella le respondió con inseguridad y nerviosismo, porque no quería contárselo. Diez minutos más tarde accede a contarle quién le gusta y le respondió que una chica que estaba en su clase. Él, sorprendido, no dice palabra; se hace un silencio y siguen comiendo. Cuando terminan, Rubén la acompaña a su casa, pero él ya no se atreve a darle un beso después de que la chica de la que ha estado enamorado desde que la conoció le revele que es lesbiana. Se despiden con un abrazo y él se va hacia su casa, antes de que ella entrase en su casa él le grita que la ama y en ese instante, un borracho lo atropella y muere al instante. Natalia se queda impactada, entra en su casa y al pensar en lo ocurrido empieza a llorar y escribe una nota que ponía:
Yo también te amo y sin ti no podría pasar ni un minuto sola, nos veremos pronto”.
Y se suicida ahogándose con una almohada.

La Pintura de un Recuerdo.

Yomaira García Rico

   Subí a aquel desván sucio y oscuro al que nunca mi madre me había dejado subir.
Había muchos trastos, desde lámparas hasta ropa de antaño.
Pero entre polvo y armatostes, llamó mi atención un cuadro viejo y cubierto por el polvo.
Lo sacudí suavemente y pude ver una pintura que mostraba a una muchacha risueña, morena, con ojos verdes y con un antiquísimo y bonito vestido rosa.
Aquella muchacha era mi tatarabuela, era una muchacha de familia adinerada y estaba enamorada de un joven muchacho que se ganaba la vida pintando. Los padres de ella querían casarla con un médico adinerado, pero ella no estaba enamorada de él.
El joven pintor y la muchacha se veían a escondidas. Él quería regalarle un cuadro de ella y comenzó a pintarla. La chica no sabía dónde guardar aquel cuadro para que sus padres no lo descubriesen; entonces pensó en guardarlo en el desván de su casa, ya que apenas nadie entraba allí.
Pasaron los días y su boda con el médico se acercaba.
Era la noche antes de la boda; ya todos en la casa estaban durmiendo, cuando el pintor trepó por el árbol que había cerca de la ventana de la chica . Entró en la habitación y le dijo que se escapasen los dos juntos lejos de la ciudad , y ella aceptó.
Gracias a ellos estoy yo aquí.

martes, 16 de abril de 2013

Pan con aceite


 Somos María Toranzo Santiago y Nicolás Landriel; hacemos esta entrevista al presidente del AMPA de nuestro instituto, IES Laurel de la Reina, con el fin de conocer  por qué nos ofrecen cada año el 28 de Febrero un desayuno tradicional de Andalucía, nuestra tierra.

1- ¿Qué sentido tiene este día para el AMPA?

  • Es un día de cooperación con el Centro y el alumnado.

2- ¿Qué hacen y en qué consiste?

  • Preparamos un desayuno sano para los niños; consiste en compartir con nuestros hijos esta actividad y se trata de un desayuno tradicional de nuestra tierra andaluza. El desayuno consiste en un bocadillo con aceite de nuestro pueblo y jamón de calidad.

3- ¿Por qué hacen esto?

  • Porque nos gusta y para ayudar; es una experiencia muy agradable.

4- ¿De dónde sacan el dinero?

  • De las cuotas de los socios del AMPA.

5- ¿De dónde provienen los productos?

  • El aceite proviene de Gójar; el pan y el jamón, de La Zubia; en general, son productos de la zona.

6- ¿Qué grado de implicación hay en el AMPA en la educación del Centro?

  • El AMPA participa en todas las actividades que el Centro le demanda.

7- ¿Cuáles son las tareas del AMPA en el centro?

  • Participar en órganos escolares como el consejo escolar, servir de intermediario entre el Centro y los padres y participar en actividades extraescolares.

8- ¿Con qué fin hace esta actividad el AMPA?

  • Con la de educar en un ámbito saludable en alimentación a nuestros hijos y celebrar el día de Andalucía con desayuno tradicional.


Acabamos esto agradeciendo al presidente del AMPA la participación y la dedicación que nos da en esta entrevista. Gracias por dedicarnos unos minutos de su tiempo.


Creer

creer.
(Del lat. credĕre).

1. tr. Tener por cierto algo que el entendimiento no alcanza o que no está comprobado o demostrado.

2. tr. Dar firme asenso a las verdades reveladas por Dios.

3. tr. Pensar, juzgar, sospechar algo o estar persuadido de ello.

4. tr. Tener algo por verosímil o probable. U. t. c. prnl.

5. tr. Dar asenso, apoyo o confianza a alguien. ¿Nunca me habéis de creer? U. t. c. intr. Creemos EN él.

6. tr. creer en Dios.
        
Extraído de la Real Academia Española
 
 
 
                                  Tercer Cielo: Creeré
 

Palabras para Julia

                           Mercedes Sosa: Palabras para Julia


Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.
 
Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

 Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.
 
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.
 
La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.
 
Un hombre solo, una mujer
así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.
 
Pero yo cuando te hablo a ti
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otra gente.

 Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.
 
Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.
 
Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.
 
Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

 La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.
 
Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.
 
Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

 Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

autógrafo
José Agustín Goytisolo

viernes, 12 de abril de 2013

La Camiseta


 Nuria Barrales Iáñez
    Un día de invierno, una chica llamada Iris se estaba arreglando para salir con su grupo de amigos y con el chico que le gustaba; ella no sabía qué ponerse para estar guapa y no tenía mucha variedad de ropa y decidió ponerse una camiseta normal que en verdad no le agradaba mucho. Fue al cuarto de baño, se peinó, se pintó un poco y lista para salir.


Llegó donde había quedado con sus amigos y allí estaba él, tan guapo y tan conjuntado como siempre, se acercó y saludó a cada uno de los componentes del grupo; va pasando la tarde y van a un gran parque un poco apartado de la ciudad y pasan una tarde agradable. Empieza a atardecer y se levanta un ligero viento que produce sensación de frío. El chico se da cuenta de que la chica está pasando frío, él se acerca y la abraza sin decir nada ni hacer ningún gesto; ella se queda sorprendida y cree que está en el paraíso; ya no siente frío, no siente nada, sólo sabe que está con él. En ese momento, no le importa nada más. Al rato, los demás amigos deciden marcharse ya a casa; todos ellos viven muy cerca de ese parque, pero Iris vive bastante más lejos de ese curioso parque.

   Cuando su amiga pregunta si se va a casa sola, ella responde que sí, pero de repente el chico que le abrazaba hace un rato dice: yo la acompañaré, no quiero que se vaya sola. Ella, sorprendida, le dice que no, que no hace falta, pero él insiste. Todos se despiden y ellos empiezan a caminar en dirección a casa de Iris; el chico le pregunta a la chica que quién le gusta, la chica contesta que nadie y cuando el chico escucha eso, le dice pues a mi me gusta una chica. Iris se sorprende y le pregunta que si la conoce y él le contesta que sí... Ella se queda pensativa y le hace otra pregunta: ¿Está en nuestra clase? Le dice que sí y ella empieza a pensar que puede ser ella la afortunada. De repente, el chico se para, se pone enfrente de ella y la mira a los ojos; le dice que la chica que le gusta es dulce guapa cariñosa y se llama Iris; a ella se le acelera el corazón, no sabe qué hacer ni qué decir pero de repente el chico se anticipa y le da un beso en los labios; le pregunta si ella lo quiere e Iris responde que sí y que siempre le ha gustado.
   Llegan al portal de Iris y se despiden con un tierno beso; ella sube rápidamente las escaleras del portal un poco aturdida, entra en su casa y se va directa a su habitación, no se lo puede creer, se quita la ropa para ponerse el pijama y cuando se la esta quitando ve que el olor de su camiseta huele a él, aquella camiseta tan normal que tenía se ha convertido en su preferida porque con ella ha pasado el mejor momento de su vida.




La Gema del Canal de Venecia


     Teresa Isabel Acevedo
    Hace mucho tiempo, por al lado del canal de Venecia, caminaba un chico alto y guapo en plena noche, vio un pequeño brillo a unos pocos metros de él y se acercó a curiosear; encontró un  colgante con cordón de plata y una gema de color carmesí; supuso que se le habría caído a alguna chica, así que al día siguiente lo llevó a la policía para que encuentren a la dueña del colgante.

    Tras unos días, la dueña del colgante apareció en comisaría, recogió su colgante y preguntó a la policía por la persona que habría encontrado su preciado objeto, le dieron la información y la hermosa chica fue a ver al chico. Llegó a casa de él y llamó a la puerta; cuando le abrió la puerta, el chico se quedó sorprendido por ver a aquella chica allí, pero la invitó a pasar; fueron al salón y estuvieron hablando después de que ella le diera las gracias.
    Pasaron unos meses y ya se conocían perfectamente, tanto que el chico le había cogido muchísimo cariño, así que le dijo a la chica todo lo que sentía por ella. Esto ocurrió paseando por los canales; la chica también le dijo lo que sentía; desde ese momento, los dos se convirtieron en una bonita pareja. Tras dos años de noviazgo, el chico le pidió matrimonio a la chica y se casaron al poco tiempo.

    Pasó un largo tiempo y la chica murió por una grave enfermedad; desde entonces, se dice que cada noche la chica paseaba por el canal en donde el chico encontró su preciado collar; y cada vez que pasa alguien, se ve al final del canal el hermoso brillo de la gema, junto a una dulce voz que agradecía con una preciosa canción al chico que hubiera encontrado su collar mientras la Luna iluminaba el agua de los canales de Venecia.

                                                     Charles Aznavour: Venecia sin ti

El Bolígrafo

     Jesús Peña Almagro

Un bolígrafo viejo y muy muy alargado escribe

con su tinta , pero todavía no ha rechazado

ningún papel mal usado , pero sigue estando

impoluto , como en el día en el que me lo compré

ya que fue en mi infancia , no tendría yo más

de cinco años cuando este magnífico bolígrafo que

me compré . Y ahora que tengo quince años y sigue igual ,

pero con un gran problema , que no le gusta que

escriba historietas del mal sino historietas

entretenidas , divertidas y educativas.

" LA MARCA NO LA SÉ YA QUE ME LO

INVENTÉ , PERO EN CUANTO ME ACUERDE

OS LO CONTARÉ "

La hora de la promesa


                   ~Lidya Rodríguez Alba~

Hace un tiempo, descubrí un artilugio de una antigüedad muy curiosa, era una precioso reloj de bolsillo, que contenía una melodía dulce, que solo se escuchaba al abrir el reloj.

Era dorado, con encajes en azul y blanco, pero...tras este reloj, se esconde una historia...

Hacia el año 1679, en Londres, una pareja de jóvenes enamorados, una noche de luna llena, quedaron en un precioso puente, allí el chico le obsequió a la chica con un hermoso reloj de bolsillo como señal de amor hacia ella, para que le recordase siempre, ya que él, tenía que marchar a la guerra, pero antes de marchar le prometió  que la primera luna llena del mes volvería para verla, en ese mismo lugar.

La chica con el dolor en su corazón aceptó, y con una  lágrima recorriendo sus mejillas, le ve marchar.

Esa luna llena, el chico no apareció, año tras año ella iba, pero el nunca apereció.

Dicen que la primera luna llena, en ese mismo lugar,  suena una melodía dulce y se ve a una chica llorando, esperando el regreso de su fiel amado...

“Y de esta historia se aprende, que el amor se hace inmortal a la muerte..”


jueves, 11 de abril de 2013

Capítulo 11: El origen de todo


Por Antonio Gutiérrez



Cuando Heldet entró en la habitación, descubrió que era una herrería hecha para trolls, pues el techo estaba a tres metros de altura, y era muy ancha. Sin embargo, lo único que parecía haber sido usado recientemente era la fragua; el resto estaba cubierto de polvo. Además, la propia fragua estaba apagada.
¿Por qué estoy pensando en la fragua?”, pensó el liune.
Porque los enanos siempre forjan o arreglan algo en ellas” se respondió a si mismo. Eso era verdad, pues los enanos siempre estaban estaban forjando cosas, y esas cosas solía venderse a precios astronómicos, pues estaban hechas de una aleación que las volvía muy resistentes. Los enanos que jamás herraban o forjaban eran repudiados por los demás.
Mientras pensaba en esto, no se dio cuenta de que Sheila estaba sentada en una mesa de madera, pensando en algo.
Entonces Daverd entró en la habitación, murmurando algo de “no tocar” y “revivir...” en un idioma que Heldet reconoció como ruso (la gente que lo contrataba hablaba múltiple, inglés, swajili, francés y ruso, asi que los idiomas no se le daban mal).
El dawerf se acercó a la mesa, se sentó cerca de Sheila, que lo miraba preocupado, y, con un tono de voz que hacía parecer que tuviera cien años (cincuenta normales) en vez de cincuenta (treinta), le dijo a Heldet:
-Siéntate.
Heldet iba a protestar, pero entonces se fijó en sus negros ojos, y se estremeció. Pocas cosas lo intimidaban, y ni siquiera un enorme león adulto o un dragón gigante podían. En cambio, la mirada de Daverd había pasado de ser alegre a ser muy, muy seria. Lo único que la suavizaba era la mirada azul y preocupada de Sheila; pero no la suavizaba del todo.
Lentamente, Heldet se acercó a una silla y se sentó en ella. Daverd suspiró profundamente y dijo:
-¿Que sucede en tus pesadillas?
La pregunta, hecha directamente, sorprendió a Heldet, pero se acordó de que Daverd sabía cosas (aunque no sabía que cosas), así que procedió a contar lo que le pasaba desde el principio.
-Al principio, aparecía combatiendo contra un ejército, y entonces...
-¿Cuánto medía ese ejército?-interrumpió Daverd.
-No lo sé, pero podían ser miles, millones tal vez.
-¿Quiénes lo componían?
-Trolls, orcos, hienas, dragones, trasgos y, viendo uno de ellos ahí fuera, stelriants.
-¿Qué pasó?
-Combatí con todas mis fuerzas, pero al final consiguieron acorralarme; pero antes de que me mataran...
-... Apareció un humano y el ejército se desintegró, ¿verdad?
-Sí, y entonces el humano se transformó en un drakkune gigantesco, como un stelriant, y me devoraba.
Después de un corto silencio, Daverd se dirigió a Sheila.
-¿Que sucedió la ultima vez que te pasó a ti?
¿Sheila también tenía pesadillas? Al parecer sí, porque respondió:
-Yo luchaba contra un ejercito de orcos, a punto de morir, cuando de repente apareció Drakk. Pensé que iba a salvarme, pero entonces...- la voz se le quebró y no pudo continuar.
-... Te abría en canal, ¿no?- terminó Daverd por ella.
La loba asintió, y el rostro del dawerf se ensombreció. Heldet, harto ya de tanto secretismo, le preguntó sin miramientos:
-¿Por qué quieres saber todo eso?¿Por qué tantas preguntas?
Al oír esto, Daverd giró lentamente la cabeza hacia Heldet y, lentamente, le preguntó:
-¿Sabes cuál es el origen de todo?
-Pues... el Big Bang, creo.
-¿Y después?
-La evolución, supongo. Primero aparecieron las células, las cuáles...
-Te equivocas. Ese no es el origen de todo.
-¿Entonces cuál es?- exclamó irritado Heldet.
Daverd, alternando la mirada entre Sheila y Heldet, volvió a hablar:
-Os voy a contaros la verdad auténtica; la de los dioses.


-Hace miles de millones de años, estalló en el vacío una explosión infinita, el Big Bang. En eso no te equivocabas, Heldet.
»Sin embargo, de la explosión resultante todavía quedaron pedazos de energía cósmica que, tras millones de años, adquirieron conciencia. Esas entidades eran los dioses.
»Las mitologías suelen decir que solo sus dioses existen. En realidad, existen todos los de las religiones más importantes en la antigüedad, o sea, celtas, nórdicos, egipcios, griegos y sumerios: Frey, Atenea, Tiamat, Belenos... Pero los más importantes de cada una eran Teutatis, Odín, Zeus, Anu y Ra. Y, al contrario de lo que se cree, estos no crearon la Tierra, sino que la encontraron.
»Por que la Tierra, no lo sé. Quizás porque como entonces eran grandes cúmulos de energía, querían crear vida. Solo había un problema: debían desprenderse de parte de su lado destructivo. Era una elección difícil, pues para eso tendrían que adquirir formas físicas, y todavía no había formas de vida en las que basarse. Asi que hicieron algo que después lamentarían: se arrancaron su parte destructiva de cuajo (algunos mantuvieron un poco, y esos fueron dioses de la muerte y de la guerra) aún siendo energía pura.
»Sin embargo, esas “partes malas” acabaron por adquirir conciencia propia. Mientras los dioses iban haciendo la Tierra habitable, esas conciencias acabaron adquiriendo una personalidad maligna pues, al estar completamente hechas de las partes malvadas de los dioses, solo podían ser eso. Eran demonios, criaturas que destruían sin motivos siquiera.
»Los dioses se dieron cuenta demasiado tarde de su error. Por fortuna, los demonios eran aún débiles, así que los dioses los encerraron en un plano lo suficientemente grande como para albergarlos a todos. Sin embargo, el poder de los demonios crecía con su número, y este aumentaba cada vez más rápido. Pronto serían lo suficientemente poderosos como para escapar de su dimensión y arrasar la Tierra. Pero midiéndolo, el tiempo que tardarían en hacerlo sería en millones de años.
»Mientras tanto, la Tierra ya albergaba vida compleja, y ya era el Mesozico, la era de los dinosaurios.
-¿Qué eran los dinosaurios?-preguntó Heldet. La historia empezaba a interesarle, y mucho.
-Los dinosaurios eran grandes reptiles que dominaron el planeta durante millones de años. Algunos no eran mucho más grandes que un enano, mientras que otros superaban en tamaño a elefantes e incluso a ballenas. Podría decirse que eran la obra maestra de los dioses.
»Sin embargo, entre los dinosaurios destacaban los dragones.
-¿Los dragones son dinosaurios?
-Para ser exactos, los actuales son descendientes de dragones mesozoicos, pues esos no podían echar fuego ni nada. ¿Por dónde iba? Ah, sí. Los dragones eran las criaturas más poderosas del Mesozoico. En tierra, cazaban saurópodos que podían medir hasta cuarenta metros, y los grandes terópodos los evitaban si podían, aunque eran grandes rivales para ellos. En el aire, los pterosaurios más grandes huían tan solo con verlos en la distancia. Y en el mar, ni tiburones, ni plesiosauros, ni pliosaurios podían esquivar sus letales fauces. Eran los señores indiscutibles de la Tierra.
»Sin embargo, para los dioses el tiempo pasa muy rápido, por lo que pronto vieron que a los demonios les faltaba poco para escapar.
»Fue Zeus quién, con su sabiduría, decidió hacer algo: reunió una parte del poder de cada dios y combinó esas energías con piedras siderales, y creó las rocas astrales, las dadoras de magia.
»Su plan consistía en que, si ellos no podían hacer nada por no ser formas físicas, y en que si los dinosaurios no podían defenderse, solo había una opción: estrellar una gigantesca roca astral contra la Tierra y liberar su energía en todo el mundo para que, en un futuro, las especies inteligentes que evolucionasen utilizasen la magia para combatir a los demonios. Sin embargo, dado el tamaño del meteorito y la velocidad a la que tendría que ir para poder traspasar la atmósfera, se dieron cuenta de que el choque ocasionaría catástrofes que podrían acabar con la vida en la Tierra. Lo lamentaron mucho por los grandes reptiles, y las aves y mamíferos que iban surgiendo, pero decidieron arriesgarse, y después comprobaron que fue una decisión acertada.
»Cuando el meteoro chocó, generó una gigantesca onda expansiva que provocó terremotos y generó volcanes por todo el planeta. Los volcanes expulsaron tal cantidad de ceniza que el cielo se oscureció durante años, provocando la muerte de muchas plantas y, a la larga, la de los animales herbívoros y carnívoros. Los dragones sobrevivieron porque también sobrevivieron mamíferos, aves y reptiles, y algunos peces; presas fáciles. Volar, poder vivir hasta un mes sin comida ni agua y tener los sentidos agudizados era una ventaja en una época donde el cielo estaba lleno de ceniza y donde la oscuridad predominaba.
»Hace algo más de cinco millones de años, el primer antepasado del hombre llegó.


Cuando llegó hasta ahí, Daverd miró a los jóvenes, y les preguntó:
-¿Sabéis lo que es la evolución?
Sheila lo ignoraba, pero Heldet si conocía el concepto.
-Bien entonces; sabrás entonces que el antepasado del hombre era un simio no muy distinto de un chimpancé.
-Sí.
-Lo mismo ocurre con los liune. O los fenrusnes
-¿Qué?
-Los liune, Heldet, sois una evolución de los leones.
Heldet se quedó sin habla. ¿Leones, sus parientes? Eso para él sonaba extraño, y el hecho de que a veces los cazaba, lo extrañaba aún más. Sin embargo, quería seguir escuchando a Daverd, asi que lo apremió a continuar.
-Como sabes, la evolución surge de la necesidad de una especie para sobrevivir en su entorno, especialmente para evitar a los dragones. Los antepasados de los humanos simplemente bajaron de los árboles, se levantaron sobre sus patas traseras para ver por encima de la maleza, se volvieron más inteligentes y empezaron a usar utensilios. Sin embargo, para los otros animales no fue tan distinto.
»Otros simios también evolucionaron así, pero se hicieron más pequeños y prefirieron vivir bajo tierra. Serían los futuros enanos. En cambio, algunos antepasados de los babuinos perdieron la cola, se hicieron más grandes, desarrollaron piel azulada y afilados dientes y se volvieron más agresivos, los trasgos.
»Los leones, en cambio, tuvieron una metamorfosis muy peculiar. Ser un eslabón alto en la cadena alimentaria no significa que se esté a salvo de otros seres. Los dragones tenían gran competencia entonces, pero seguían siendo las criaturas más poderosas. Por eso, algunos leones hicieron lo mismo que los simios; les costó, ya que los felinos no están adaptados para andar a dos patas. Como lo consiguieron, no lo sé.
»Cuando los dioses volvieron a mirar al mundo, vieron que ya había civilizaciones. Como ya había criaturas en las que basarse, los dioses adquieron por fin una forma física. La mayoría tenía forma humana, pero muchos de los egipcios adquirieron formas de licántropos: Sekhmet, Anubis, Horus...
»Los dioses decidieron entonces repartirse el patronazgo de las razas. Los hombres-lobo, para los celtas; los hombres-cocodrilo y hombres-halcón, para los egipcios; los trolls y enanos, para los nórdicos; los hombres-dragón, para los sumerios. Y para los griegos, los liune y los minotauros.
»Los humanos , los trasgos y los dragones eran de todos, pero los orcos, aunque eran de origen céltico, se pasaron al lado de los Aesir. Viendo esto, algunas divinidades crearon sus propias razas de cero para compensar, sin ver que eso aceleraría la fuga de los demonios...- antes de poder continuar, Sheila interrumpió al enano.
-¿Qué razas?
-Ya sabes, las que los dioses crearon directamente desde cero. Por ejemplo, Hefesto creó a los cíclopes a partir de la tierra, y Frey a los elfos de su propia piel, por eso que fueran tan bellos y longevos.
»Sin embargo, tras la destrucción del imperio romano, en el Medioevo, las cosas fueron muy mal. Con la llegada de las grandes religiones, los que no eran humanos eran considerados monstruos y cazados en masa. A cambio, los hombres eran masacrados en zonas de liune, trockas, nruskas y demás. Los dawerf, en cambio, fueron menos llamativos. Los humanos pensaban que eran hombres más bajos de lo habitual, pero hombres de todas formas.
»Sin embargo, hace un millón de años, los demonios se liberaron, y, ¿sabéis quién los lideraba?
Heldet pensó que sería Asdelt, pero inmediatamente obvió que no porque era un troll. Sin embargo, conocía a alguien que si era un demonio.
-Zexel.
-Exacto. Chicos, hay muchos tipos de demonios con diferentes y horripilantes formas: diablillos, íncubos, súcubos, cerberos... Sin embargo, Zexel era (y és) uno de los pocos que había adquirido forma de dragón; de drakkune, en realidad. Y, al contrario que otros demonios, que buscaban destruir el planeta, el veía otra posibilidad mucho más beneficiosa y siniestra: extraerles el alma a los terrícolas y utilizarlas contra los dioses y, a su vez, extraerles la energía.
-¿Para qué?
-Para dominar no solo la Tierra o el universo, sino para tener el poder de crear y destruir universos.
»El plan entusiasmó a los demonios, pero fue entonces cuando Zexel demostró su lado más maligno. Les dijo que no podían hacer nada mientras fueran simples monstruos, pues era posible combatirlos y, obviamente, matarlos.
»La solución también la dio Zexel. Les enseñó unos diseños que él mismo había creado, que mostraban unas máquinas de guerra que eran diez veces diez tanques. Eran muy imponentes, sus tres patas eran el soporte más estable, y portaban mortales lanzallamas infernales, de los que un impacto directo equivalía a una bomba de cuarto de kilotón. Eran poderosas, pero tenían un inconveniente: necesitaban energía vital, que viene a decir que necesitaban almas para funcionar. Almas de demonio.
»Algunos demonios se dieron cuenta del engaño, pero ya era demasiado tarde. Muchos demonios habían muerto para meter sus almas en las máquinas, pero tan pronto como se metieron en ellas, perdieron la capacidad de pensar por si mismos y se transformaron en simples autómatas a las órdenes de Zexel. Los stelriants. Este, al ver que ya disponía de un ejercito que si merecía el apelativo de “imparable”, conquistó su dimensión. Sin embargo, siguió con el plan de atacar la Tierra.
»Nunca en la historia del hombre se habían visto máquinas como aquellas. Por cada uno que destruían, venían diez. Su apéndices tentaculares azotaban el aire. Sus llamas incineraban todo ser vivo que se ponía a su alcance. Pero eso no era lo peor. No, lo peor era una jaula que, si se llenaba de seres vivos, les aspiraba el alma.
»Los demonios siguieron así hasta que mataron al último humano. Y cuando lo hicieron, descargaron su sed de sangre en los demás.
»Los elfos y centauros, creyéndose superiores a las otras razas, cargaron y destruyeron muchos stelriants, pero al final solo los hicieron más fuertes. Asi siguieron hasta que se rindieron las razas restantes. Luego llegó una era maldita, una era tan horrible, que actualmente muy pocos se acuerdan de ella.
-¿Qué era?
-La Era del Terror.
»Durante varios siglos, los demonios devoraron y asesinaron a millones de personas, y a las que no mataban, les obligaban a unirse a ellos.
»Sin embargo, Zexel, que se había convertido en su líder, se desentendió de lo que hacían y, con un pequeño ejército, se dirigió al Norte, a Escandinavia.
»Buscaba el Bifrost, el Puente del Arcoíris.
-¿Para que necesitaba Zexel un puente?-preguntó Sheila.
-Para poder llegar al Yggdrasil.
»Técnicamente hablando, el Yggdrasil es un monstruoso fresno donde viven los dioses nórdicos, dividido en varios submundos unidos entre sí por portales. Antes allí vivían también los elfos, antes de ser extintos por los demonios.
»El objetivo de Zexel era el pozo Mímisbrunnr. Es un pozo mágico de aspecto normal, con la diferencia de que aquel que beba de él sabrá todo lo que desee. Sin embargo, Zexel lo buscaba porque creía que en el fondo estaba el ojo de Odín.
»Cuenta una leyenda que Odín, deseando saberlo todo para siempre, quisó beber de él. Sin embargo, Mímir, el gigante guardián del pozo, le dijo que para hacer eso, Odín debía arrojar algo personal al agua. Y lo que lanzó fue el ojo. Zexel creía entonces (y puede que todavía) que el ojo, al estar miles de años en contacto con esa agua mágica, se había vuelto un objeto de gran poder.
»Sin embargo, mientras estaba buscando el Bifrost, la vida en el resto del planeta iba pereciendo, pues los demonios, en un acto de crueldad, llenaron el cielo de cenizas. El sufrimiento de los mortales conmovió tanto a los dioses, que estos decidieron actuar. Sin embargo, ellos no pelearían contra el mal, sino sus Elegidos.
Daverd dijo la palabra con tal énfasis que Heldet le preguntó:
-¿Quiénes eran los Elegidos?
-Los elegidos, Heldet, fueron personas que, gracias a los poderes divinos, eran inmunes al poder demoníaco. Y la primera de ellos fue Lás, la Leona.
»Lás nació en lo que hoy se conoce como Liuhome; tu hogar, Heldet. Vivía bien, pues su padre había hecho un trato con Molg, el demonio que gobernaba la región, en el cuál ofrecía sus servicios y el de sus descendientes para siempre-(al oír esto Heldet se estremeció sin saber por qué)-. Sin embargo, para lo que su padre era una manera de sobrevivir, para ella era peor que una maldición. Todos los días veía a gente siendo torturada hasta la muerte, u obligada a unirse a los ejercitos malignos para subyugar a los que se oponían a los demonios, y se sentía impotentente. Así que un día se fugó.
»Durante días, Lás fue perseguida por demonios y soldados, pero ella conseguia esquivarlos. Sin embargo, Lás se encontró con un dios en en el Sáhara.
»Nadie sabe que dios fue quien le habló. Pudo haber sido Sekhmet, la diosa egipcia de la guerra; o Anubis, dios de la muerte. En cualquier caso, el dios anónimo le encomendó a Lás la tarea de liberar al mundo del yugo demoníaco; para eso, debía derrotar a Zexel, el señor de los demonios. La leona acepto, entusiasmada, y preguntó adonde debía ir. El dios le dijo que debía ir rumbo al Norte, mas allá del Estrecho.
»Por el camino, Lás se encontró con un lobo druida que había sido llamado por el mismo dios que la liune; se llamaba Eidan, “El Fuego Eterno”. Este le explicó que, aparte de la tarea, el dios le reveló que nunca vencerían a Zexel solos, que debían buscar a otros cinco Elegidos. Estos fueron Carauno, el trasgo celtíbero; Torolf, el orco Jutland; Jorgen, el troll frisio; Esben, el enano danés; y Julio, un dragón miembro de una orden de caballeros, los Caballeros de la orden de Minerva, que combatían a los demonios desde la Península Itálica. Juntos, los siete amigos viajaron por el mundo eliminando a los lugartenientes demoníacos y mortales de Zexel hasta que, un día, llegaron a las ruinas de lo que antes se conocía como Estocolmo. Allí se enfrentaron a Zexel.
»El demonio había encontrado el Bifrost, pero los Aesir habían puesto en su entrada a un guardián, un poderoso dragón, que diezmó a su ejército y sólo lo dejó vivo a él. Debilitado por la derrota, Zexel no se percató de la muerte de sus oficiales. Cuando se transportó a la fortaleza rusa de Tormecnat, un ejército aliado de enanos, hombres-lobo y minotauros le tendió una trampa, haciendo llover fuego del cielo. Sin embargo, Zexel sobrevivió y, enfurecido, voló hacia Estocolmo, donde los Elegidos lo vencieron difícilmente.
»Al ser derrotado, Zexel perdió el poco poder que poseía, y se volvió un hombre-dragón, más poderoso que uno normal, pero más débil que cuando era un demonio. Y, al perder el poder, se generó un monstruoso vórtice que absorbió a la gran mayoría de los demonios hasta que se cerró.
»La desaparición de los demonios favoreció a los ejércitos rebeldes, que combatieron y derrotaron a los aliados de los demonios. Lás fue la que propició el fin del terror, por lo que, agradecidos, Julio y los Caballeros crearon un idioma en el que su nombre significara “Luz”. Ese fue el idioma múltiple.
»Los Caballeros reconquistaron las tierras que pertenecían a Zexel en Europa y África, formando así un vasto imperio. Pero este imperio era tan grande (mayor que el antiguo imperio romano), que se decidió dejar una parte a cada uno de los héroes. Eidan se encargó de Albión y de una parte de Hispania, dejando la otra parte para Carauno y los jarls de las colonias nórdicas. Torolf se quedó con estas y con Escandinavia. Julio, en cambio, decidió apropiarse con las tierras africanas y, para administrarlas mejor, pidió a Lás, Esben y Jorgen que dividiesen las tierras y las gobernasen por él. Así nacieron la región de Liuhome y las ciudades de Tiras y Cair, las más influyentes de Joka Ufalme, nombre en honor de Julio. Los cuatro fueron amigos inseparables, y Lás y Julio...




Daverd se paró en esa parte de la historia y, suspirando, inclinó la cabeza como si estuviera cansado. Los ojos azules de Sheila brillban por la revelación. Heldet, sin embargo, no se había sorprendido; al contrario. Cuando Daverd llegó a la parte de la evolución, le molestó saber que lo que le dijo su padre no era verdad. Sin embargo, cuando el enano dijo que alguna vez trolls y leones fueron amigos, se enfureció.
Al acabar la historia de Daverd, el León Azabache saltó de la silla y rugió, asustando a la loba. Daverd, sin embargo, ni se inmutó cuando Heldet rodeó lentamente la mesa en dirección suya con las garras sacadas.
-Puedes decir que yo soy un asesino sin sentimientos. Puedes decir que los dragones no son más que lagartija
s- dijo Heldet, furibundo.-
¡Pero jamás digas que trolls y leones fuimos amigos, ni siquiera en el pasado!
-Si te refieres a los trolls en general te equivocas-respondió Daverd.- Pero si te refieres a los de Tiras, no fue culpa suya que Asdelt asesinase a tu abuelo.
La respuesta de ese momento sí que sorprendió a Heldet, que guardó las garras. Sin embargo, siguió erguido y, lentamente, le preguntó a Daverd:
-¿Y tú como sabes eso?
Fue entonces cuando oyeron el rugido de Drakk desde fuera... y el bramido de respuesta del stelrint