viernes, 26 de abril de 2013

Un gran hombre

Marta Beltrán 

                                                 Roberto Carlos: Un millón de amigos



 
 
¿Nunca os ha pasado que alguien que queréis un montón se va para siempre? Pues a mí sí; una de las personas que ha estado a mi lado desde que nací, un segundo padre: mi abuelo, ese que cada día me hacía importante en esta vida. El final llegó demasiado pronto; yo solo tenía 12 años, él tenía 82 años y sufrió mucho tras una enfermedad, aunque ya ni siquiera nos reconociese; aunque no anduviera, yo me pasaría la vida cuidándolo como él hacía conmigo y mis hermanos; nunca pensaba que se iba a ir hasta que se marchó. Ese día en el que mi abuelo pasó a ser mi ángel, yo saqué las fuerzas de donde no las tenía; hoy por hoy no me creo que se haya muerto. Pienso que está de viaje, como cada vez que se iba a casa de mis titas. El vivía conmigo, me quería y me defendía ante todos, pasara lo que pasara; es de esas personas que se hacen querer por el cariño que dan y la tranquilidad que sientes al estar a su lado. Ojalá yo fuese como él . Me arrepiento, quizás, de no haberle dicho todo lo que lo quiero. Ésta ha sido la primera vez en tres años que me he atrevido a escribir o hablar sobre él . Sé que aunque se ha ido ,él está cuidándonos, aunque algunas veces creamos que no.Si lo tuviera delante le diría que lo echo mucho de menos y que es y será un gran padre,abuelo y hombre y que espero que nunca me abandone igual que yo no me olvido de cada sonrisa de cada momento que pasamos juntos y como ya he dicho , lo quiero.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario