miércoles, 17 de abril de 2013

Un Sueño

 Elena Roldán Espínola
                                            
                                             El sueño de MORFEO: Contigo hasta el final
 
   Natalia estaba en su cuarto cuando, de repente, le llegó un whatssap que le sorprendió bastante. Era un amigo de la infancia que hacía tiempo que no sabía de él; así que empezaron a hablar y se lo pasaron bien; pasaban los días y seguían hablando; una noche, ella tuvo un sueño:
Aparecía el chico con un ramo de rosas y unas entradas de cine para ver 3MSC, que era la película preferida de Natalia; se lo pasan bien y cuando llegan a casa de la chica, él la coge de la cintura y la besa en los labios; ella no se niega y le corresponde. Cuando se separan, ella sonríe y ve cómo el chico se aleja calle abajo.”
Al día siguiente,la chica le cuenta a Rubén, su amigo de la infancia, el sueño que había tenido; a ella le parece algo gracioso, ya que ella no se imagina algo así con él. El chico se ilusionó pensando que entre ellos dos podía haber algo y puso un plan en marcha. El plan era el siguiente: intentar hacer el sueño de la chica realidad. El sábado de esa semana el chico empezó a planear el plan; primero pensó que el ramo de rosas sería muy precipitado y se daría cuenta de que quería hacer el sueño. Así que piensa que es mejor llevarla a algún parque de atracciones; así no sospecharía. Después del parque, la llevaría a cenar y después la acompañaría a su casa para terminar el sueño como lo tuvo ella, con un beso.
Rubén llamó a Natalia un viernes para decirle que el sábado siguiente no hiciera planes, pues la invitaba a un parque de atracciones y a cenar para contarse más cosas de ellos. Ella aceptó encantada, pero lo que ella no se imaginaba era el verdadero significado de ese día. Ya era el sábado y Rubén estaba muy nervioso por lo que podría ocurrir. Ya era la hora de encontrarse con Natalia y su corazón iba a mil por hora, ya llevaban media tarde juntos y se acercaba la hora de la cena; los dos se fueron a sus casas para cambiarse. Cuando estaban en el restaurante, empezaron a hablar de sus vidas, de los estudios...Cuando ya estaban terminando, él le preguntó que si le gustaba alguien ella le respondió con inseguridad y nerviosismo, porque no quería contárselo. Diez minutos más tarde accede a contarle quién le gusta y le respondió que una chica que estaba en su clase. Él, sorprendido, no dice palabra; se hace un silencio y siguen comiendo. Cuando terminan, Rubén la acompaña a su casa, pero él ya no se atreve a darle un beso después de que la chica de la que ha estado enamorado desde que la conoció le revele que es lesbiana. Se despiden con un abrazo y él se va hacia su casa, antes de que ella entrase en su casa él le grita que la ama y en ese instante, un borracho lo atropella y muere al instante. Natalia se queda impactada, entra en su casa y al pensar en lo ocurrido empieza a llorar y escribe una nota que ponía:
Yo también te amo y sin ti no podría pasar ni un minuto sola, nos veremos pronto”.
Y se suicida ahogándose con una almohada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario