miércoles, 22 de abril de 2015

Viaje a Tánger.


Os voy a contar cómo fue mi viaje a Tánger los pasados 20, 21 y 22 de febrero. Fue un viaje con mi familia y unos amigos.

Salimos el día 20 de madrugada hacia Gibraltar para coger el barco en el Puerto de Tarifa. Antes de entrar al barco, tuvimos que pasar la aduana para salir de la península. Para pasarla había un policía que iba mirando persona por persona y comprobando que era la que aparecía en el pasaporte y en el DNI. Una vez que pasamos la aduana, embarcamos.

El barco era muy espacioso: tenía asientos por los lados derecho e izquierdo y por el centro. Estos asientos estaban separados por pasillos, por los cuales se podía pasear tranquilamente. El barco tenía también dos plantas: en la de arriba se podía salir a una especie de terraza, y en la planta de abajo había un restaurante.

Este es el barco y como podéis ver, es espacioso y grande.




Cuando llegamos al puerto de Marruecos, había un señor esperándonos para montarnos en un minibús a un grupo de personas y llevarnos al hotel. El minibús era muy “cutre”, sucio y estrecho. 

Éstas eran las vistas que se veían desde el autobús. En ese edificio se rodó parte de la serie “El tiempo entre costuras”.


La ida fue muy lujosa e impresionante, pero una vez que entramos en el otro continente todo fue super cutre y, sin embargo, para los marroquíes, aquel minibús era super lujoso. El camino hasta llegar al hotel, que duró unos 10 minutos, fue malísimo, ya que las carreteras no eran demasiado buenas.


Una vez que llegamos al hotel, la recepción fue bastante buena, los recepcionistas eran muy amables y muy buenos, los pasillos muy limpios, las habitaciones también, y en el hotel, por lo general, todo bien. Pero eso sí, no tenían la misma finura que los hoteles de Europa porque, por ejemplo, la alcachofa de la ducha no funcionaba, el wáter se quedaba atascado, las papeleras eran como las de las clases de nuestro instituto...; pero teniendo en cuenta que estábamos en Marruecos, el hotel era de los mejores que había. De hecho, era de cuatro estrellas. Uno de los días estuvimos de visita en el hotel más visitado de Tánger, que es El Minzah, y en este hotel, los pasillos, los sillones de la cafetería, la distribución, la decoración, la limpieza... eran bastante buenos. 

Esta imagen pertenecen al hotel El Minzah.
Esta imagen pertenecen al hotel El Minzah.
 


En el primer día vimos la Mezquita (a la cual no nos dejaron entrar porque no éramon musulmanes)... Entramos a una tienda, que era como aquí el mercadillo más cutre, ya que ellos montan una tienda en cualquier lugar porque allí la policía no multa ni les dice nada, y nada más entrar, el dueño ordenó a su hijo que nos acompañara y el muchacho así lo hizo, nos acompañaba, nos enseñaba todo, nos iba contando un poco la historia de las calles, nos llevaba las bolsas...Era un poco incómodo porque él decía que esa era su obligación y, ocasiones, nos sentíamos mal por el chico. 

Esta es La Mezquita.


La gente era muy respetuosa, cada uno con su cultura pero no se metían con nadie. Es más, se metían más entre ellos mismos por el trabajo o por atendernos, que con nosotros.

Esta es la “tienda” que más me llamó la atención ya que, como podéis ver, está en en una acera. Como veis, en Tánger no hay camiones que van a las tiendas a llevar los productos, allí va gente con remolques, como el azul que se ve en la foto.



Las cosas que más me llamaron la atención fue lo del chico que nos acompañaba a todos los lados, la comida, que a mi personalmente no me gustaban porque cocinaban con muchas especias, los tés, la moneda que usan (que es el dirham que, por ejemplo, veinte dirhams son dos euros). También me llamó mucho la atención que en los bares solo había hombres y también me llamó muchísimo la atención que si querías fumar marihuana o cualquier tipo de droga había que ir a la calle o a un bar que allí se conoce como El Cafetiño y allí pse podía fumar de todo. Otra cosa muy peculiar eran los taxis y que en una moto de una plaza yo vi a tres personas montadas y a la policía paseando por la acera y no les dijo nada. Esto se debe a que África, en general, no tiene una política tan adelantada y allí no hay muchas de las leyes que hay en el resto del mundo.

Esta es una tienda de lámparas.

Estos era un paso de cebra que me llamó la atención, ya que sería prácticamente imposible que una persona en sillas de ruedas cruzará la carretera por él.

En esta imagen aparecen el rey de Marruecos y el presidente del gobierno.

Ese coche que se ve en la imagen es un taxi de dos plazas y, los de cuatro plazas, eran de color amarillo.

Estas son las vistas desde la azotea del cafetiño.
 

 
En Tánger aprendí muchas cosas, entre ellas, la más importante, a valorar lo que tengo ya que vi que allí hay mucha pobreza y, sin embargo, ellos son felices. También aprendí que, ya que nos dan la facilidad de una educación escolar pública, tenemos el deber de aprovecharla porque en esos países pobres no hay ni escuelas y encima, si hay, hay que pagarlas. El viaje también me ha servido para practicar el francés porque en muchas de las tiendas los marroquís hablaban inglés o francés.


Hecho por: María Estevéz   3ºC

VIAJE DE ESTUDIOS 2015: ITALIA


El pasado 20 de marzo emprendimos un viaje hacia Italia, donde visitamos las ciudades de Roma, Siena y Florencia.
Salimos el 20 de marzo a las 8 de la mañana con destino Barcelona para coger el barco hacia Civitaveccia. Después de 12 horas de autobús más 20 de barco, conseguimos llegar a Civitaveccia. Al día siguiente salimos destino al centro de Roma donde visitamos la ciudad en la que vimos:
La Fontana di Trevi



Monumento de Vittorio Emanuele II




Panteón



Plaza España




Plaza Navona



Coliseo Romano



Al día siguiente salimos dirección al Vaticano en el que vimos gran parte de él como:
Capilla Sixtina


Plaza San Pedro




Al día siguiente emprendimos nuestro camino hacia Siena donde visitamos la ciudad:

Plaza de Campo



Catedral




Por la tarde de ese mismo día nos dirigimos hacia Florencia donde vimos:

Piazzale Michelangelo (Mirador)


Catedral





Plaza de la Señoria




Paseamos por Ponte Vecchio





Ese fue el último día de visita en Italia. Volvimos hacia Civitaveccia para coger el barco hacia nuestro país natal. Allí en Barcelona nos montamos en el autobús y regresamos a La Zubia.
Y hasta aquí el viaje de estudios de 2015.


Luna Hurtado 4ºA y Natalia Amador 4ºC

viernes, 17 de abril de 2015

El deporte




Es una actividad física que se practica con mucho entrenamiento y con algunas normas o reglas. También podemos incluirlo como pasatiempo o diversión porque muchos de ellos se practican al aire libre.

Es ideal para cultivar relaciones de amistad, es decir, aumentar nuestras relaciones sociales.

El deporte es muy bueno para la salud y, junto con una buena dieta, nos ayuda a adelgazar, a sentirnos muy ágiles y mejora nuestra salud.

Al ser una actividad con normas o reglamentos, se crea una competitividad que en la mayoría de los casos nos ayuda a sentirnos mejor en todos los sentidos, aunque mal llevada nos puede conducir a todo lo contrario, a un estado de desánimo.

El deporte a alto nivel es una actividad física dura que puede llevarnos a contraer lesiones importantes que nos dejen secuelas en nuestra vida.

Pero a pesar de todo, yo creo que toda persona debe tener la posibilidad de practicar algún deporte, sea cual sea nuestra situación física, puesto que si lo practicamos, nos ayuda con nuestra condición física y psíquica.

Lucía López Ruiz 3ºC

jueves, 16 de abril de 2015

La Zubia, mi pueblo


Iglesia de La Zubia desde el Ayuntamiento.
 La Zubia es una localidad situada en la Vega de Granada. Una buena parte de su término municipal está dentro del Parque Natural de Sierra Nevada.

La Zubia tiene 18.574 habitantes, su alcaldesa se llama Doña Inmaculada Hernández. Rodríguez.
Esta localidad es bastante extensa y en ella tenemos varios parques, una biblioteca municipal, tres colegios, dos institutos de Educación Secundaria y Bachillerato, además de tiendas de todo tipo y un centro comercial (Alshur).

A mí, personalmente, La Zubia me parece un pueblo turístico muy bueno, ya que tiene muchos lugares para visitar; conserva en su casco urbano interesantes muestras arquitectónicas como la Iglesia del destruido convento de San Luis, del siglo XV, el palacio Arzobispal, desde donde se contempla una de las más llamativas vistas de La Vega de Granada, la llamada Casa del Miedo, con baños árabes del siglo XII, y una destacada muestra del patrimonio natural andaluz como la encina Huerta Grande, con más de 700 años de antigüedad, que está situada en el parque de la Encina.
En el año 1491, en la guerra entre moros y cristianos, la reina Isabel la Católica estuvo en serio peligro de ser capturada, y parece que consiguió evitarlo escondiéndose en un bosque de laureles cerca de nuestro pueblo. En conmemoración de este hecho, y por su feliz desenlace, los Reyes Católicos levantaron el convento de S. Luis el Real, destruido en 1843, (actualmente sólo se conserva su iglesia). 
Tras la expulsión de los moriscos en el siglo XVI la localidad fue repoblada con cristianos procedentes de tierras de Castilla.

Entre la diversidad de la gastronomía de La Zubia debemos destacar platos tan típicos como las habas fritas con Jamón, migas de pan, papas al montón, conejo al ajillo, huevos moles , olla de col y el huevo y la tradicional rosca del día de la Cruz. Y cómo no, junto a su variedad de platos, tenemos exquisitos dulces tradicionales, como los roscos y pestiños.


Las Fiestas Patronales de La Zubia son las de San Juan de Nepomuceno, el patrón del pueblo. Estas fiestas se celebran el 16 de Mayo; las fiestas de San Pedro se celebran el día 29 de junio en la popular ermita de San Pedro. Otras fiestas de La Zubia son las fiestas de San Antonio, que se celebran el día 13 de junio y tienen lugar en el conocido Barrio de San Antonio y, por último, las fiestas de la Virgen de la Gracia, que tienen lugar en el Barrio de Cañada de los Priscos el día 8 de septiembre.

Escudo del Ayuntamiento de La Zubia.

En 1955 el Ayuntamiento de La Zubia levantó su escudo, compuesto por: Jefe, que es la parte más grande, que consta de la Corona en oro de Isabel la Católica sobre fondo de color rojo. En la parte derecha, casa de color plata, con puerta y ventana sobre fondo azul. Por debajo de ella, unas líneas paralelas, representando una corriente de agua. En la parte izquierda, una planta de laurel de varios troncos que nacen del suelo, sobre fondo de color oro. Y finalmente, en la punta, una granada. Sobre el escudo se encuentra la corona real.
Los Baños Árabes de La Zubia, construidos entre los siglos XII y XIII, constituyen un interesante ejemplo de baño rural musulmán. Este inmueble y la cercana Casa de las Infantas son los únicos restos conservados de las edificaciones árabes que existieron en la histórica alquería de La Zubia, lo que aumenta su valor testimonial e histórico. Está ubicada en el Callejón del Baño, en el borde del casco urbano, cerca de un área de huertas que conforman el borde natural de esta población en su zona norte.
Bueno, ya he hablado un poco de La Zubia. En resumen, es un pueblo maravilloso y que merece la pena visitar y conocerlo, ya que tiene mucha cultura y arte y leyendas y mitos, que son muy interesantes.
Jénnifer Sevilla Sánchez - 2ºESO.

miércoles, 8 de abril de 2015

Viaje de estudios de 4ºde la ESO

Viaje de estudios a Italia

  • En el segundo día allí, estuvimos viendo el coliseo romano por dentro y visitamos la basílica de san Juan de Letrán, en la que se encuentran unas cadenas que se dice que las llevo el santo.
  • Resultado de imagen de cadenas de san juan de letran

    • El primer día que estuvimos en Italia visitamos la fuente di trevi, y viendo desde fuera el coliseo y otras ruina
    Resultado de imagen de fuente di trevi


    • El tercer día estuvimos visitando el museo del vaticano, la capilla sixtina, tras esto , hicimos una visita panorámica de la ciudad.
    Resultado de imagen de capilla sixtina


    • El cuarto día visitamos Montecatini, tras ver parte de la ciudad nos trasladamos a Florencia.
    Resultado de imagen de montecatini

    • El quinto día hicimos una visita panorámica de Florencia y tras esto nos dirigimos ya ha Chivitavequia para volver a Barcelona
    Resultado de imagen de florencia







    realizado por: Alberto Rodriguez Garcia