miércoles, 21 de mayo de 2014

Mito de Ájax (Áyax)



Áyax era hijo de Telamón de Salamis. Fue el héroe más grande de los griegos después de Aquiles en la Guerra de Troya y se le describe como un hombre recto, silencioso y valiente. 
Ájax es conocido por los muchos hechos heroicos que se le atribuyen en la batalla y por haber estado cerca de acabar con la vida del héroe troyano, Héctor, durante un duelo. A menudo acudía a socorrer a sus compañeros heridos, llegando a rescatar a Odiseo herido de entre un gran número de troyanos. Cuando el mejor amigo de Aquiles, Patroclo, fue asesinado a manos de Héctor, Ájax cubrió su cuerpo con su escudo. Después, cuando el gran Aquiles cayó víctima de la flecha arrojada por Paris, fue el propio Ájax el que recogió el cuerpo inerte y sus armas del campo de batalla.

 
                             Aquí se ve a Áyax cargando con el cuerpo de Aquiles.



Esta última acción fue la que le condujo a la muerte, ya que los héroes griegos luchaban los unos contra los otros para hacerse con la preciada armadura de Aquiles que había sido forjada personalmente por el dios Hefesto. Odiseo fue el ganador de la pelea. Ájax se sintió tan humillado que decidió llevar a cabo un ataque nocturno contra sus propios compañeros. La diosa Atenea le hizo volverse loco y, en lugar de matar a sus competidores, Ájax sólo mató a un rebaño de ovejas. Al día siguiente había recuperado la cordura, pero la desgracia no dejó de perseguirle y se mató con su propia espada. 




Hecho por : David Valdivia Muñoz
Sarah Byaz Iglesias  

No hay comentarios:

Publicar un comentario