martes, 21 de mayo de 2013

El edicto de milán (313 d.C.).

"Yo, Constantino Augusto, y yo también, Liciano Augusto, felizmente reunidos en Milán para estudiar todos los problemas que atañen al bienestar y a la seguridad del Estado, hemos creído obligación tratar, junto con los demás asuntos que merecían nuestra atención para el bien de todos, aquellos en que radica el respeto a la divinidad, para conceder tanto a los cristianos como a todos los demás facultad para profesar libremente la religión que cada uno quiera, de manera que cualquier clase de divinidad que habite los cielos nos sea propicia a nosotros mismos y a todos los que están bajo nuestro gobierno" 
El Edicto de Milán (en latín, Edictum Mediolanense), conocido también como La tolerancia del cristianismo, fue promulgado en Milán en el año 313, por el cual se estableció la libertad de religión en el Imperio romano, dando fin a las persecuciones dirigidas por las autoridades contra ciertos grupos religiosos, particularmente los cristianos. El edicto fue firmado por "Constantino I El Grande" y Liciano, dirigentes de los imperios romanos de Occidente y Oriente, respectivamente.


Carlos Hurtado Díaz y Javier Polo Auñón

No hay comentarios:

Publicar un comentario