viernes, 20 de marzo de 2015

El negro artificial,Flannery O'Connor


Esta historia trata sobre un hombre que vive en el campo con su nieto. Su mujer murió y su hija se marchó y volvió con un niño de 2 años. Su hija murió y desde entonces él,cuida de su nieto. El abuelo tuvo el error de decirle a su nieto que había nacido en la ciudad,Atlanta. El niño quería volver a ir a la ciudad. Entonces,al día siguiente iban a ir en tren a la ciudad. El niño se preparó su sombrero y su traje y se levantó el primero para preparar el desayuno y la comida para llevársela. Cogieron el tren. El niño decía que era la segunda vez que iba a la ciudad ya que había nacido en ella. Iban en el tren y el abuelo iba hablando con un pasajero. El niño no sabía lo que era un negro aunque él creía que sí. En ese momento,pasó un negro por al lado de él y su abuelo le preguntó qué era eso y el niño respondió que era un hombre. El abuelo dijo que ''eso'' era un negro. Dieron un paseo por todos los coches del tren y llegaron al último donde estaba el negro,con dos mujeres,y estaban apartados de los demás. Y volvieron a su coche. Bajaron del tren. El abuelo le iba a enseñar la ciudad pero sin perder de vista la cúpula. Anduvieron y el niño vio todos los escaparates y estaba alucinando. Volvieron a dar una vuelta y pasaron de nuevo por ahí para no perder de vista la cúpula. Al principio el niño no se dio cuenta pero después si. Se sentaron en un sitio y el niño se quedó dormido. El abuelo se apartó y se escondió detrás de un cubo para ver qué hacía el niño sin él. Como veía que el niño no se despertaba,golpeó el cubo y entonces se despertó. Al no ver a su abuelo,gritó y salió corriendo a buscarlo. El abuelo salió detrás de él pero no lo veía. Escuchó su vez y se acercó lentamente. El niño le había dado una patada a una mujer y ésta,estaba diciendo que llamaran a la policía. Cuando vio a su abuelo se abrazó a él y entonces la mujer le dijo que él era su padre,le iba a pagar por el daño que le había hecho. Pero el abuelo negó conocer al niño y éste,poco a poco se alejó. Estaban perdidos y además se habían dejado la comida en el tren. El niño iba detrás del abuelo pero con unos metros de distancia. Se adentraron en un pueblo de negros y el niño habló con una negra preguntándole dónde estaba la ciudad mientras se quedaba embobado. El abuelo encontró a un señor y le preguntó. Éste le dijo que no les daba tiempo a coger el tren pero sí el tranvía. El niño seguía enfadado con su abuelo. Pero entonces el abuelo se paró frente a una estatua y gritó:''¡Un negro!''.Dijo esto entre risas. Entonces el niño volvió a repetir lo mismo y el abuelo dijo que como no tenían suficientes negros tenía que haber un negro artificial. El niño se dio cuenta a lo largo de su viaje que su abuelo era esencial para él. Montaron en el tren y Nelson murmuró que se lo había pasado bien pero que no volvería jamás. 

Sandra Sánchez Pellús 3ºC

No hay comentarios:

Publicar un comentario