jueves, 13 de junio de 2013

El tenis de mesa



Dragos, Campeón de España
El tenis de mesa es un deporte de raqueta individual. Es considerado el deporte más difícil del mundo según los estudios de la NASA. La bola va a 3.000 revoluciones por minuto y alcanza velocidades de 190 km/h. De los deportes de raqueta es el segundo donde más rápido sale la pelota de la pala y el segundo de todos los deportes donde más músculos se utilizan.

Es un deporte muy completo para el que se necesita un gran potencial físico y gran capacidad mental. Requiere  mucha concentración, reflejos y capacidad de reacción, ya que la bolam desde que sale de la pala, vuelve en menos de un segundo. En este tiempo el deportista debe calcular la velocidad que le dará a la pelota, la dirección teniendo en cuenta el efecto con el que viene la bola, la fuerza, inclinación de la pala y además debe reflexionar sobre lo que hay que hacer la siguiente pelota que venga. Mientras se trabaja y se reacciona mentalmente el físico tiene un papel importante también. Hay que ser rápido, fuerte y muy coordinado ya que  debe trabajar todo el cuerpo junto (hombros, muñeca, antebrazo, piernas, cintura etc.) para mayor efectividad.

Para estar en la élite, este deporte necesita ser practicado cada día con regularidad y normalmente un mínimo de dos horas en caso de jugadores profesionales. Es difícil aumentar o mantener el nivel si no hay una constante y regularidad en los entrenamientos.

La psicología juega un papel importante porque , en ocasiones, no gana el jugador que mejor juegue sino el que tiene mejor preparación psicológica. Hay que analizar al rival, hay que analizar cada punto, cada partido con el objetivo de encontrar los fallos y rectificarlos, aunque pueda resultar difícil. Hay que saber comportarse adecuadamente en los momentos clave y aguantar la presión en los partidos igualados y no dejar llevarte por los nervios ,ya que estos juegan un papel importante también. Esto puede ser determinante en un partido igualado.

Tener un buen técnico es vital. El entrenador debe conocer a su jugador y viceversa y debe haber confianza entre ambos. El técnico corrige técnicamente a su jugador en los ejercicios de entrenamiento, ya que sin una técnica correcta es muy difícil llegar a lo más alto. Otro punto clave es la táctica. Conocer la táctica que hay que emplear en cada momento contra cada jugador y estilo de juego es crucial y el entrenador es el encargado de eso, aunque con los años los jugadores pueden aprender bastante, es imprescindible tener un entrenador ya que desde fuera los errores se ven más fácilmente y también es más fácil encontrar la táctica necesaria.            

Aunque no es un deporte conocido y tampoco gusta a la gente, es un deporte bonito a pesar de ser un deporte difícil y se necesita mucho más esfuerzo tanto físico como psicológico del que piensan las personas que no lo conocen. Se viaja mucho, se conoce otros lugares y muchísimas nuevas personas y amistades por lo que un campeonato conlleva. Fuera de lo deportivo, resulta muy divertido, donde todos son amigos.

Dragos Antimir 4º ESO- C

No hay comentarios:

Publicar un comentario