jueves, 8 de octubre de 2015

La amistad


 
La definición del término según el diccionario es algo así:
Relación que existe entre dos personas que piensan de la misma manera y lo pasan bien juntas”.
Para mí, esta forma de verlo es un tanto incorrecta. De pequeña mi padre solía decirme: “Los verdaderos amigos, se cuentan con los dedos.” Cuándo me decía esto, yo asentía, ladeaba la cabeza y me preguntaba a mí misma a que se referiría, yo tenía muchos más amigos que dedos, y todos parecían bastante reales. Poco a poco me di cuenta a que se refería. Un amigo no es solo una persona compatible a ti, es mucho más. Un amigo es ese que te hace sentir libre y te ayuda a derrapar inviernos. Ese que no te resucita, si no que no te deja morir. Es ese que te da un abrazo y hace que enero sea junio, y que un lunes pueda pasar por viernes. Y es que un amigo hace eso, prenderle fuego a las desgracias, incendiándolas para que nos iluminen, y no perdamos el norte.
Y es que solos no somos nada, ya que si juntas dos tréboles, te sale uno de cuatro hojas, y créeme si te digo que un amigo da aún más suerte. Que siempre será mejor vomitar las penas que tragárselas, y para eso hay que contárselas a alguien.
Y es que el dolor va implícito en todas las cosas buenas y bonitas que tiene la vida, a sí que, ¿qué hay mejor que tener a alguien con quién compartirlas?


Sara Arenas Carranza. 3ºD. 











 

No hay comentarios:

Publicar un comentario